"Una revuelta tunecina": el poder rebelde del cómic árabe

21 de febrero de 2022 -

 

Publicado en enero por Alifbata, Une Révolte Tunisienne, la légende deChbayah (Unarevuelta tunecina: laleyenda de Chbayah) es una nueva novela gráfica de Seif Eddine Nechi (ilustraciones) y Aymen Mbarek (texto). En un momento en el que en Túnez tanto la izquierda como la derecha intentan reivindicar las revueltas del pan de 1984, el libro destaca por su importante investigación histórica y gráfica, entremezclada con los recuerdos personales de los autores. Refleja el viento de protesta que sopla desde el cómic árabe desde hace más de una década.

 

Nada Ghosn 

 

1
Una revuelta tunecina disponible en una edición árabe-francesa de Alifbata.

En 1984, el pueblo tunecino se levanta tras la decisión del gobierno de aumentar el precio del grano. Un activista llamado Chbayah interfiere en el levantamiento, sembrando la semilla de la discordia entre las fuerzas del orden interceptando las comunicaciones policiales, dando confusas contraórdenes e incluso cantando.

Entrevistado para The Markaz Review, Seif Eddine Nechi explica: "Quería contar la pequeña historia de una leyenda urbana desconocida. No sabemos si Chbayah sigue viviendo entre nosotros o no, y eso es lo curioso. Apareció durante los disturbios para criticar la represión policial, y desapareció sin que nadie se lo preguntara". A través de este personaje, Aymen y yo queríamos transmitir ciertas ideas sobre la insurgencia, la eterna lucha entre el poder y el pueblo oprimido", declaró Eddine Nechi durante un acto público en Arles a principios de febrero, invitada por el Colegio Internacional de Traductores Literarios, una asociación muy comprometida con la traducción de literatura árabe.
 

Una memoria de revueltas
El libro trata de las transmisiones borrosas, transformadas y adulteradas de la historia. Las revueltas del pan remiten a acontecimientos anteriores: el activismo sindical estudiantil, la influencia de la cultura italiana en la historia moderna y el cuarto regimiento de fusileros tunecinos durante la Segunda Guerra Mundial, un tercio de los cuales cayó en las filas del cuerpo expedicionario francés contra la Alemania nazi y los fascistas italianos. Todos estos acontecimientos se relatan en la vieja radio del abuelo. Una alegoría acompaña los acontecimientos: un diálogo silencioso entre una serpiente, una rana y un niño. 

"Hay muchas historias olvidadas y sería una pena no darlas a conocer a todo el mundo. Espero que este trabajo dé lugar a más investigaciones en los campos de la historia, la sociología o la psicología", afirma Eddine Nechi. Niño de los años 70, vivió la transición del poder de Bourguiba a Benali: "Hubo una huelga general en 1978 que se convirtió en algo malo con muchos muertos y represión. Es una época poco conocida en la historia del Túnez moderno. Mucha gente desconoce el periodo de los disturbios del pan bajo el mandato de Bourguiba, que tuvo lugar del 27 de diciembre de 1983 al 6 de enero de 1984. He querido transmitir lo que viví durante este periodo, mi miedo a la munición real, a los helicópteros que volaban a baja altura, a los soldados con ametralladoras, a los muertos en las calles, al despliegue del ejército y al estado de sitio".

Para el autor de cómics, las insurrecciones no son nuevas en Túnez; lo que ocurrió durante la Primavera Árabe se venía gestando desde hace décadas. "La revuelta de 1984 motivó mi salida a la calle el 14 de enero de 2011", dice. "Pero esta vez la historia no debe repetirse. El gobierno de Burguiba puso fin a las revueltas del pan dando marcha atrás, y fue aplaudido por la multitud que lo aclamaba. Tres años después, un golpe de Estado dio lugar a un nuevo sistema antidemocrático", señala.

1
La traductora Marianne Babut, Seif Eddine Nechi y la moderadora Lydie Mushamalirwa, Feb. '22 - Colegio Internacional de Traductores Literarios (foto cortesía de Nada Ghosn).

La lucha por la libertad
En 2008, Eddine Nechi asistió al primer Festival Internacional del Cómic de Argel (FIBDA). Por aquel entonces, trabajaba en publicidad para ganarse la vida. Los autores subsaharianos que descubrió en el FIBDA le animaron a tomarse en serio el cómic. "Al darme cuenta de todos los medios que tenía a mi disposición, empecé un blog, luego tiras y minicómics de crítica sociopolítica. Rápidamente, surgió el problema de la censura. Mi blog fue prohibido en 2010, y eso me animó a atacar el sistema de forma aún más directa, de manera que me volvieron a censurar".

Tras el levantamiento de 2011, Seif Eddine Nechi se unió al colectivo tunecino Bande à BD, y él, Aymen Mbarek y otros lanzaron Lab619. A continuación, los dos compañeros crearon Soubia, un sitio web que ofrece acceso gratuito a los cómics. Consiguieron un primer premio en el festival Cairo Comix por su fanzine, y al año siguiente, ganaron el premio Mahmoud Kahil en Beirut. En 2018, la iniciativa Comics del Líbano organizó una gran exposición en el Festival anual de Angulema, de modo que los dos novelistas gráficos se encontraron en el circuito internacional, y empezaron a pensar en producir un libro.

Para llegar a un público más amplio, optaron por el árabe literario, sin apostar por el panarabismo que caracterizó los inicios de la novela gráfica árabe. "Es necesario ir más allá del regionalismo para ir hacia temas universales", insiste Eddine Nechi. "No hay estudios sobre el mercado del cómic en el mundo árabe, pero muchos autores se han rendido al darse cuenta de los fracasos que han tenido. Incluso en Europa les cuesta ganarse la vida. Los productos derivados, como los accesorios, ayudan a compensar las carencias. Una película hecha a partir de un cómic es, por supuesto, un trampolín".


¿Por qué COMIX? Un medio emergente para escribir sobre Oriente Medio y el Norte de África, por Aomar Boum
Rebelión resucitada: La voluntad de la juventud contra la historia, por George "Jad" Khoury


Publicar cómics árabes, unreto
Alifbata, la editorial de Une Révolte Tunisienne, ve como un compromiso su misión de dar a conocer el cómic árabe a los lectores franceses. El proyecto nació en 2017 de un deseo de enriquecer el flujo, todavía muy pobre, de la traducción árabe en Francia. En una entrevista concedida a TMR, la directora de Alifbata, Simona Gabrieli, señaló que "para mí, el cómic es tanto más interesante cuanto que permite llegar a un público amplio, hacer accesibles ciertos autores del mundo árabe y la visión que tienen de la sociedad. Ningún editor francés se interesó por los cómics [árabes]. La primera novela gráfica que se tradujo del árabe fue la de Lena Merhej Mrabba wa Laban(Laban et Jam) en 2015". [Nota del editor: El novelista gráfico sirio-francés Riad Sattouf ha tenido mucho éxito en Francia, y en otros lugares, pero escribe en francés, no en árabe].

1
Seif Eddine Nechi (foto cortesía de Nada Ghosn).

De hecho, Alifbata se lanzó en 2015 como una asociación francesa sin ánimo de lucro con proyectos educativos interculturales para promover la cultura árabe. Activa en el ámbito editorial desde 2017, Alifbata cuenta ahora con 10 títulos. Gracias al apoyo del Centre National du Live et la Région de Francia, la editorial consigue ahora trabajar con las principales emisoras y medios de comunicación franceses. "El cómic árabe está todavía en pañales, no hay una gran producción", dice Gabrieli. "La falta de editores especializados no anima a los autores a embarcarse en álbumes largos. Hay muchas historias cortas publicadas en colecciones o fanzines. Este formato es bastante arriesgado en Francia porque el libro colectivo se vende menos. También hay un problema de distribución y la mayoría de las veces los libros viajan en maletas". 

Si otras editoriales, como Samandal en Líbano o Al-Fan Al-Tessa en Egipto, empiezan a publicar novelas gráficas para adultos, el mercado árabe sigue siendo incipiente. Por eso Alifbata, cuyo enfoque se inscribe en una ética global de apoyo a los autores, trabaja en coediciones. Soubia, la empresa editorial tunecina dirigida por Seif Eddine Nechi y Aymen Mbarek, publicará esta primavera una versión en árabe de su obra, lo que les permitirá imprimir localmente y vender a precios adaptados al mercado local.

 

1
Extracto en árabe de la edición bilingüe de Une Révolte Tunisienne, publicada por Alifbata.

Nada Ghosn es una escritora afincada en París que ha vivido en los Emiratos, Yemen, Siria, Líbano y Marruecos, donde ha trabajado para la prensa y diversas instituciones culturales. Actualmente trabaja como traductora y periodista independiente, y ha traducido del árabe al francés varios ensayos, libros de arte, novelas, guiones de cine, obras de teatro y colecciones de cuentos y poesía. Cubre regularmente la cultura y la sociedad para publicaciones como an-Nahar, Grazia y Diptyk, y participa en proyectos de arte, conferencias y espectáculos.

AlifbataCómics árabesPrimavera Árabelevantamientos árabesnovela gráficaRevolución del JazmínTúnez

invitado

0 Comentarios
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios