Selecciones mundiales de la Redacción: 23 mar- 5 abr

22 de marzo, 2024 - ,
Los TMR World Picks son seleccionados por nuestros redactores. Sus sugerencias son bienvenidas: editor@themarkaz.org.

 

TMR

 

Mohamed Gohar, El Alejandrino, una exposición
23 de marzo - 15 de abril, Janaklees Visual Art, Alejandría, Egipto-másinformación

Desde NEOM, a lo largo de la franja septentrional del Mar Rojo en Arabia Saudí, hasta la ciudad de El Alamein, en la costa mediterránea de Egipto, los desiertos y las costas de los países árabes están siendo arrasados y reconvertidos, tanto los que pueden permitírselo como los que no. Algunas decisiones de planificación de los gobiernos, rápidamente aplicadas por arquitectos, urbanistas y promotores multinacionales, se han tomado por prestigio y cambio de imagen, otras veces por razones económicas, más a menudo bajo veladas promesas de sostenibilidad. 

 

 

La exposición alejandrina
La exposición alejandrina.

Sin embargo, más allá de las salas de juntas de las empresas y de los ambiciosos proyectos, los ciudadanos de a pie de las ciudades de Oriente Medio y Norte de África comparten una experiencia vivida que con demasiada facilidad queda oculta o empequeñecida por los megaproyectos de construcción. Esta es la experiencia cotidiana que la exposición Alejandrina explora. El arquitecto, investigador y artista egipcio Mohamed Gohar se adentra en la ostentación de la meganueva construcción para entablar un diálogo con los alejandrinos de a pie sobre los espacios de su ciudad.

Al principio, su investigación sobre el patrimonio cultural de Alejandría hizo hincapié en un entorno construido en plena transformación, de estructuras demolidas o vandalizadas. Con el tiempo, dejó de centrarse en los edificios para centrarse en "el comportamiento social de las personas que los utilizan. En conjunto, esto cambia el tejido urbano de la ciudad".

Entonces, ¿se considera un arquitecto "populista"? Gohar vive entre Alejandría y Marsella, y trabaja desde un meticuloso despacho de arquitecto en la segunda ciudad más grande de Egipto.

"Los arquitectos son egocéntricos", se ríe con desprecio antes de continuar con una nota más seria sobre Zoom.

"Cuando uno entra en Alejandría a primera vista puede encontrarla caótica o en estado de desorden. Pero en realidad hay un enorme sistema gestionado por la propia gente. Para entender y descifrar esta red hay que analizar la situación, hablar con la gente para aprender, intentar comprender sus necesidades, lo que están haciendo".

Desgraciadamente, observa Gohar, las autoridades rara vez llevan a cabo una consulta sobre el terreno que tenga en cuenta estas verdades a pie de calle.

"Lo que ocurre es que estos grupos surgen de la nada y realizan un cambio total, y el cambio es bueno, es lo que necesitamos como urbanistas o arquitectos. Sin embargo, puede que al final no sea sostenible porque no se tienen en cuenta las necesidades de la gente. Lo que ocurre es que poco después de la restauración o las obras, la gente vuelve a sus viejos hábitos. Vuelven a introducir lo que necesitan de la ciudad. Es un bucle que se repite".

Alejandría, fundada por Alejandro Magno en el año 331 a.C. junto a un minúsculo pueblo pesquero egipcio en la costa mediterránea, es una ciudad con un importante pasado. Es posible que ese patrimonio ofusque las necesidades reales y modernas de sus habitantes. Gohar admite que le interesan los espacios vacíos de una ciudad entre los edificios.

Esta idea se explica con más detalle en la descripción formal de su investigación que figura en la nota de prensa de la exposición: "estudia los espacios de reunión social e interacción entre la comunidad -la 'sala de estar de la sociedad' la llama- ... luego reconstruye narrativas sociales alternativas/paralelas de abajo arriba sobre cómo la sociedad ha sido moldeada por la herencia tangible e intangible, cómo funciona ahora y cómo los individuos adaptan sus entornos físicos para hacer que sus ciudades funcionen para ellos".

Gohar ve sus 12 dibujos presentados en la exposición como "un intercambio, que actúa como un espejo".

También se congratula de la oportunidad de dar una respuesta dinámica e interactiva a la exposición, que tendrá lugar en la galería Janaklees Visual Art. Lejos de ser un arquitecto altivo, quiere aprender de las conversaciones que espera mantener con todo tipo de personas atraídas por El Alejandrino. Espera que este diálogo le sirva de base para su investigación sobre sus expectativas, experiencias y usos de la ciudad.

-Malu Halasa


Debate sobre el libro: No prison Can Confine your poem
23 mar, Montigny-le-Bretonneux, Francia -másinformación

Únase a la poeta afgana Somaia Ramish y a la poeta belga Cécile Oumhani para hablar de la última antología Nulle prison n'enfermera ton poème (Ninguna prisión puede encerrar su poema), Oxybia ediciones 2023, organizada por Nouraddine Agne en Montigny-le-Bretonneuz. La lectura forma parte del festival de poesía Printemps des Poètes, que se celebra en varios lugares de Francia.

Este libro de resistencia reúne cerca de 95 voces, procedentes de Afganistán, Brasil, Camerún, Canadá, Cuba, Estados Unidos, Francia, Irán, Japón, México, Nigeria, Filipinas, Siria y Turquía.

En su folleto, los organizadores afirman que "estas voces atraviesan fronteras para afirmar un apego inquebrantable a la libertad de crear y celebrar la poesía, parte esencial de nuestra humanidad, que ningún régimen podrá silenciar".


De Kalila wa Dimna a La Fontaine- Viajar a través de las fábulas
De Kalila wa Dimna a La Fontaine- Viajar a través de las fábulas.

De Kalila wa Dimna a La Fontaine: Viajar a través de las fábulas
26 marzo - 21 julio, Louvre Abu Dhabi, EAU -másinformación

Con unas 133 obras de arte, entre manuscritos, artes gráficas y objetos tridimensionales, generosamente cedidas por prestigiosas instituciones de todo el mundo, el Louvre Abu Dhabi invita a los visitantes a ser testigos de los puntos en común entre Kalīla wa Dimna y La Fontaine.

Las obras trazan la fascinante evolución de estas fábulas. Se originaron en la India y Grecia, evolucionaron a través de figuras influyentes como Ibn al-Muqaffa' y Esopo, y alcanzaron su apogeo con el fabulista francés Jean de La Fontaine en el siglo XVII.

Es una exposición que no querrá perderse.


Más alto que las bombas: Canciones para nuestro pueblo de Lubana Al-Quntar
28 de marzo -Arab American National Museum, EE.UU. -másinformación

Coincidiendo con el comienzo del mes de ayuno musulmán del Ramadán, el Museo Nacional Árabe Americano de Estados Unidos organiza un fascinante concierto en el que intervendrán el Coro Árabe Americano y la artista residente del AMNM, la cantante de ópera siria Lubana Al-Quntar. Tras el concierto, habrá un iftar comunitario.


Samia Henni: la toxicidad colonial en escena
Ongoing- 16 de abril, The Mosaic Rooms, Londres- más información

La mayoría de los lectores conocerán los desastrosos efectos de las pruebas nucleares sobre los seres humanos y la vida salvaje en el Pacífico, realizadas por los estadounidenses en el atolón de Bikini y por los británicos en la isla de Navidad, por citar sólo dos ejemplos. Muchos menos conocen las devastadoras acciones similares de los franceses en el Magreb árabe. Una nueva exposición en Londres ofrece un oportuno correctivo.

La historia secreta de las pruebas nucleares y armamentísticas de Francia en Argelia se desvela en la exposición itinerante Performing Colonial Toxicity de la historiadora de la arquitectura y comisaria de exposiciones Samia Henni.

samia henni foto andrea avezzu cortesía de la biennale di venezia
Samia Henni (foto Andrea Avezzu cortesía de La Biennale di Venezia).

En febrero de 1960, la primera de las 17 bombas atómicas francesas se detonó en el distrito de Reggane, en el Sáhara argelino, a unos 1.000 kilómetros al sur de Argel. El momento en que Francia puso en marcha su programa nuclear en el desierto fue significativo. Seis años antes, en 1954, estalló la Guerra de Independencia argelina contra los franceses. A finales de la década de 1950 también se había descubierto petróleo en Argelia. Paradójicamente, el valor estratégico y económico de Argelia para Francia aumentó justo cuando el vasto territorio se escapaba de las manos de la potencia colonial. O eso parecía.

Como señala Henni en "Jerboasita: El nombre de la materia radiactiva francesa en el Sáhara", en 1966, cuatro años después de la independencia de Argelia del dominio colonial, Francia "hizo explotar cuatro bombas nucleares atmosféricas y trece subterráneas en el Sáhara argelino". La lluvia radioactiva de las otras pruebas de armas nucleares que Francia llevó a cabo "[causó] una contaminación irreversible en toda Argelia, África Central y Occidental y el Mediterráneo (incluido el sur de Europa)."

A día de hoy, el programa de armas nucleares de Francia en el Sáhara argelino sigue siendo un secreto civil y militar. Los archivos del gobierno francés relativos a la producción, planificación y realización de pruebas de armas nucleares están clasificados y fuera del alcance del público. 

Henni repite: "Esta amnesia impuesta no sólo entorpece la escritura de las historias atómicas de Francia en el Sáhara argelino, sino que también impide que las víctimas, los veteranos y los grupos civiles reclamen las compensaciones y los reconocimientos socioeconómicos, psicológicos, espaciales y sanitarios que les deberían corresponder según los protocolos del derecho internacional."

Representar la toxicidad colonial presenta mapas, fotografías, fotogramas de películas, documentos y entrevistas realizadas por la propia Hanni, junto con testimonios difíciles de conseguir. Algunos proceden de argelinos del Sáhara que trabajaron en la base atómica de Reggane o en Ekker, o de sus familiares y comunidades. También se incluyen testimonios de militares y civiles franceses destinados en dos bases francesas en Argelia. La exposición audiovisual se ha organizado en lo que Henni llama "estaciones".

Fue la culminación del proyecto de investigación de dos años de Henni encargado para el programa bienal If I Can't Dance Edition IX - Bodies and Technologies (2022-23). Megan Hoetgercomisaria de Performing Colonial Toxcity para Framer Framed de Ámsterdam, describe la exposición como "parte historia oral y parte periodismo de investigación".

Henni nació en Argel. Sus exposiciones se han centrado en los entornos construidos, destruidos e imaginados que produjo la colonización. Han abarcado temas diversos pero relacionados, como los desplazamientos forzosos, las armas nucleares, la extracción de recursos y la guerra. Henni es autora de Arquitectura de la contrarrevolución: El ejército francés en el norte de Argelia (gta Verlag, 2017, 2022) y de Toxicidad colonial: Ensayos de arquitectura y paisaje radiactivos franceses en el Sáhara (If I Can't Dance, I Don't Want To Be Part Of Your Revolution, Framer Framed, 2023). También ha editado Zonas de guerragta papers no. 2 (gta Verlag, 2018) y Los desiertos no están vacíos (Columbia Books on Architecture and the City, 2022). Actualmente es profesora visitante invitada para 2023-2024, en el Instituto de Historia y Teoría de la Arquitectura (gta), ETH Zürich.

Aunque el resto del mundo no esté familiarizado con este pasado, la historia secreta de las pruebas nucleares francesas en el Sáhara argelino ha sido durante mucho tiempo un tema de investigación para los artistas argelinos. Ammar Bouras dijo a Pierre Daum sobre una obra de arte que realizó después de ir al macizo de Hoggar, donde los franceses probaron una bomba nuclear dos meses antes de la independencia de Argelia en 1962. Había una cláusula secreta en los acuerdos que finalmente concedieron la independencia al país norteafricano; se permitía a Francia seguir probando sus ensayos nucleares en suelo argelino hasta 1966.

Más de sesenta años después, las consecuencias de hábitats arruinados y vidas desperdiciadas persisten. Hoy, afortunadamente, existe una conciencia global del coste de la degradación medioambiental. Lo que Henni consigue en Toxicidad colonialahora en Londres tras cuatro meses de éxito en los Países Bajos, es poner nombre y rostro a personas concretas que han sido olvidadas durante demasiado tiempo. Y al revelar visceralmente los efectos de las maquinaciones de poder del pernicioso colonialismo, quizá también haya disparado la primera salva en una batalla por la justicia reparadora para Argelia.

- Malu Halasa


azza-al-qubaisi_patterns
Esculturas de Azza Al Qubaisi en Dubai (cortesía de Bassam Freiha Art Foundation).

El desierto de Azza
En curso -28 de abril - Dubai, EAU -másinformación

Hemos seguido de cerca el meteórico ascenso de la artista emiratí de joyería, diseñadora de productos y escultora Azza Al Qubaisi, cuya última escultura de forma orgánica se encuentra en el Jardín de Esculturas de la recientemente inaugurada Fundación de Arte Bassam Freiha de Abu Dhabi (EAU). Su uso del hierro oxidado contrasta con los acabados contemporáneos de la fundación, entrelazando lo antiguo con lo nuevo, lo natural con lo urbano. "El uso de materiales procedentes de la paleta de la tierra está inspirado en las profundas raíces de mi herencia", señala la artista.

"Azza's Desert" (El desierto de Azza), en la Galería de Arte Khawla, refleja la inspiración de la artista emiratí, influida por el entorno que la rodea, desde el oasis y sus palmeras, con sus magníficos diseños, hasta la cetrería, una antigua afición tradicional, y cómo se inspira en los halcones y las houbaras para sus bellas obras abstractas, pasando por las dunas, donde representa el movimiento de la arena con gran gracia.


La Escuela de Arte de Casablanca (cortesía de Sharjah Art).
La Escuela de Arte de Casablanca (cortesía de Sharjah Art).

La Escuela de Arte de Casablanca: Plataformas y patrones para una vanguardia poscolonial (1962-1987)
En curso - 16 de junio - Sharjah, EAU -másinformación

En la euforia que siguió a la independencia de Marruecos en 1956, el personal y los estudiantes de la Escuela de Arte de Casablanca (CAS) fomentaron una revolución artística. Integraron el arte abstracto con las tradiciones africanas y amazigh, inspirándose en las alfombras, joyas, caligrafía y techos pintados de la región. Declarando un nuevo arte para Marruecos, surgido de la herencia afro-amazigh, crearon un levantamiento cultural que se extendió hacia el futuro.

Esta exposición, que se presenta en los estudios Al Hamriyah y en el antiguo Al Diwan Al Amiri de Sharjah (EAU), explora la visión distinta de un Marruecos tras su independencia en 1956 impulsada por cinco influyentes artistas y profesores de la Escuela de Arte de Casablanca: Farid Belkahia, Mohammed Chabâa, Bert Flint, Toni (Antonella) Maraini y Mohamed Melehi. La exposición llega a Sharjah tras su paso por la Tate St Ives en colaboración con la Sharjah Art Foundation.

Se exponen obras creadas por una constelación (más que por un grupo estricto) de 21 artistas-activistas, que incluyen pinturas abstractas, murales urbanos, tipografía, gráficos y diseño de interiores, así como archivos impresos raramente vistos, diarios vintage, fotografías y películas. La exposición está comisariada por Morad Montazami y Madeleine de Colnet para Zamân Books & Curating, con Hoor Al Qasimi, Director de la Sharjah Art Foundation, Mayo Alqaydi, Conservadora Adjunta de la Sharjah Art Foundation, y las investigadoras asociadas Fatima-Zahra Lakrissa y Maud Houssais.


del catálogo Cena con el sultán LACMA, FIG. 1. El sha Tahmasp y el emperador mogol Humayun (detalle), 1646. Mural, Sala Central de Audiencias, Palacio Chihil Sutun, Ispahán, Irán.
El sha Tahmasp y el emperador mogol Humayun (detalle), 1646. Mural, Sala Central de Audiencias, Palacio Chihil Sutun, Isfahán, Irán (cortesía del LACMA).

Cenar con el sultán: el arte de la buena mesa en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, hasta el 4 de agosto de 2024 - más información

La exposición Cenar con el sultán: el arte de la fiestaen el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles hasta el 4 de agosto de 2024, igual que a al-Musktafī los recitados de sus cortesanos. En nuestro caso, el estómago revuelto lo provocan los objetos en vitrinas, no los poemas. Alrededor de algunos de ellos baila un aura, derivada menos de su carácter irreproducible que de la combinación de su pura antigüedad y su eminente quebradez. Lea nuestra crítica de la exposición.


Charbel Samuel Aoun, Micropolis, 2024, instalación, Museo Sursock, Beirut. Fotografía de Mahmoud Merjan. © Museo Sursock
Charbel Samuel Aoun, Micropolis, 2024, instalación, Museo Sursock, Beirut (foto Mahmoud Merjan © Museo Sursock).

Exposición Sympoietic Fabrics de Charbel Samuel Aoun
En curso - 25 ago 2024 en el Museo Sursock, Beirut - más información

Sympoietic Fabrics es la primera exposición individual institucional del artista Charbel Samuel Aoun. Sympoietic" es un término utilizado por Donna Haraway para referirse al proceso de creación colectiva o "hacer juntos", que hace hincapié en la naturaleza relacional e interdependiente de la existencia y aboga por una nueva política de escucha de la vida que se desarrolla a nuestro alrededor.

La exposición pone de relieve el compromiso único del artista con los procesos de co-creación y presenta nuevas producciones que dan vida a la tierra, las piedras, la madera y la cera a través de motores, amplificadores y micrófonos. Además de instalaciones, pinturas y dibujos, la exposición se complementa con documentación en vídeo de actuaciones e instalaciones anteriores de Aoun, producidas in situ.

 

Malu Halasa, editora literaria de The Markaz Review, es escritora y editora residente en Londres. Su último libro como editora es Woman Life Freedom: Voices and Art From the Women's Protests in Iran (Saqi 2023). Entre sus seis antologías coeditadas anteriores figuran Syria Speaks: Art and Culture from the Frontline, coeditada con Zaher Omareen y Nawara Mahfoud; The Secret Life of Syrian Lingerie: Intimacy and Design, con Rana Salam; y la serie breve Transit Beirut: New Writing and Images, con Rosanne Khalaf, y Transit Tehran: Young Iran and Its Inspirations, con Maziar Bahari. Fue redactora jefe de la Prince Claus Fund Library; redactora fundadora de Tank Magazine y redactora jefe de Portal 9. Como periodista independiente en Londres ha cubierto temas muy variados, desde el agua como ocupación en Israel/Palestina hasta los cómics sirios durante el conflicto actual. Sus libros, exposiciones y conferencias describen un Oriente Próximo cambiante. La primera novela de Malu Halasa, Mother of All Pigs fue reseñada por el New York Times como "un retrato microcósmico de... un orden patriarcal en lento declive". Tuitea en @halasamalu.

actos culturales

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.

Membresías